Proyecto de estimulación musical y psicomotriz

En estos primeros años del niño, la educación debe ser lo más globalizada posible, por eso resulta crucial programar actividades muy entrelazadas entre sí como la psicomotricidad, el ritmo, la música y la expresión corporal. Estas formas de comunicación ayudan al desarrollo integral de los alumnos, gracias al movimiento, la música, la dramatización y la expresión corporal.

La música y la psicomotricidad, intímamente entrelazadas, ayudan a promover y controlar la coordinación general de movimientos, facilitan la toma de conciencia de uno mismo, el control del cuerpo y el desarrollo de la capacidad de expresión corporal y fomentan la seguridad en sí mismo.