CÓMO EDUCAR EL PENSAMIENTO MATEMÁTICO DESDE LA INFANCIA

Educar a nuestros alumnos es ante todo favorecer sus aprendizajes.

Hoy me gustaría comentaros como en nuestro Centro Infantil Ratón Pérez 2, iniciamos a nuestros niños y niñas en el aprendizaje matemático y les facilitamos las herramientas para conseguir que sean capaces de resolver problemas por si solos, ya sean matemáticos o no, preparándolos para cualquier reto que encuentren a lo largo de sus vidas.

Más de 25 años de experiencia, dedicadas a la educación en la primera etapa de la vida, nos llevan a tener muy claro la importancia de los materiales en el aprendizaje infantil, nos facilitan la visualización del trabajo, que es clave en la comprensión de los conceptos y favorece la motivación y la actitud positiva hacia las matemáticas, convirtiéndose su uso en el punto de partida para la construcción del conocimiento.

El uso de materiales aumenta el tiempo que se tarda en adquirir los conocimientos, pero nos ayuda a que ese conocimiento sea más efectivo y duradero. Por esto, decidimos trabajar las matemáticas con nuestros alumnos, de forma manipulativa. Nos encantan “Entusiasmat” y “Pensamiento infinito” de SM. Son métodos que traen mucho material y muy interesantes para adaptar a nuestros alumnos.

La vida cotidiana de los pequeños, está rodeada de matemáticas. Cuando salen a la calle observan las formas geométricas de las señales de tráfico, hablan de la edad cada vez que es el cumpleaños de un compañero de clase, se pelean por ser el que más figuras de lego tenga cuando vienen los primos a casa, se quedan pensativos cuando descubren que la botella de agua que tienen no entra en el depósito de la pistola de agua, cuentan el número de dedos que hay en sus pies, preguntan a su profe quién es el primero de la fila, cuentan cuántas cucharas tiene que poner en la mesa de casa cuando vienen los amigos a verlos… Todos ellos, son conocimientos matemáticos que permanecen en su memoria y que deberían de ser la base de la que partir para su aprendizaje.

Cuando los niños o niñas pequeños empiezan a conocer las letras y palabras son como esponjas y cuando van por la calle las identifican en carteles y les gusta hacerlo. Con las matemáticas también debemos ayudarlos a que las descubran en todos los rincones.

Hay diferentes métodos, pero nosotros nos decantamos por los manipulativos, no sólo para que trabajen con él sino que les damos las herramientas suficientes para que ellos sean los propios protagonistas y con sus manos creen su propio material en muchas ocasiones.

Utilizamos materiales de uso individual pero también y sobre todo intentamos que el material sea cooperativo, porque el aprendizaje colectivo es mucho más efectivo.